El Concello de Nigrán agasajó este jueves a los 220 niños del campamento municipal de verano y el inclusivo del C.E.E Juan María con una visita al circo ‘Ihraska’ de Praia América-Lourido para asistir a una exhibición ex-profeso para ellos.

El espectáculo de ‘La fiesta escénica’ y ‘Circo Inimitable’, formado por una docena de refugiados ucranianos (dos de ellos medallistas olímpicos) confirmó asimismo que continuará durante todo el mes de agosto en Playa América-Lourido con funciones diarias a las 20:30 horas (las entradas, con un precio de entre 12 y 14 €, están a la venta a través de Giglon.). La gran carpa de 35 metros de diámetro y con los colores amarilla y azul de la bandera de Ucrania preside una gran finca frente al estacionamiento del arenal.

«O campamento municipal remata mañá venres e desde o Concello quixemos aproveitar esta oportunidade única de que os pequenos coñezan un circo de altísimo nivel técnico e artístico e pensado para toda a familia», explica el alcalde, Juan González, quien también asistió a la exhibición en la que los niños no pararon de reír con el payaso y se asombraron con los diferentes números de los acróbatas. «Estamos encantados de que Nigrán sexa a sede elixida para este circo da solidariedade porque reúne por unha banda a máis alta calidade e, por outra, sirve de apoio a todos estes artistas-refuxiados que por razóns obvias non poden regresar ao seu país e precisan seguir traballando dignamente«, destaca.

«En ninguna parte del mundo se ha llevado a cabo un proyecto de estas características tras la guerra. Nosotros les ofrecemos un trabajo, no caridad, es una cuestión de dignidad», destaca por su parte Abel Martín, quien inició este proyecto entre los meses de abril y mayo en vista de la situación del conflicto.

‘Ihrashka’ es una palabra ucraniana que significa ‘juguetes’. El espectáculo de 1 hora y 20 minutos está centrado precisamente en esto, en la vida cuando se es niño: en la imaginación, la ingenuidad, querer volar… Un lugar donde reencontrarnos con nuestra propia infancia, con los recuerdos y el divertimento, con la alegría de descubrir que todavía nos podemos sorprender. «Se trata de un show de alta calidad técnica y artística, digno de ser visto«, resume Martín, quien destaca que absolutamente toda la ambientación está basada en Ucrania.