650 firmas contra una depuradora
BANDALLO // Algunos de los vecinos afectados en la concentración de esta tarde en Viladesuso

Los vecinos de Viladesuso, en el Concello de Oia, están cansados de los malos olores que desprende una depuradora instalada a pocos metros de sus viviendas y que da servicio a más de 300 usuarios.

Con tal motivo, una treintena de estos vecinos se han movilizado esta tarde para pedirle al Concello que tome las medidas necesarias para solucionar el problema, que llevan padeciendo desde que se instaló la depuradora en el año 2006.

“A través del grupo socialista, mañana vamos a presentar en el pleno ordinario del Concello de Oia una moción, la cual va acompañada de 650 firmas, para que se tomen las medidas necesarias en solucionar el problema de malos olores que ocasiona la estación, sobre todo en verano” afirma Manuel Fernández, portavoz de los vecinos afectados

Fernández manifiesta que “cuando ponen a trabajar los agitadores no podemos ni abrir las ventanas y mandan todo directamente al mar, con lo que eso conlleva”. Manuel hizo un pozo de agua potable y ahora “está contaminado con aguas fecales”. Según el portavoz de los vecinos la alcaldesa de Oia, Cristina Correa, les ha comunicado que tiene un proyecto para solucionar el problema de las depuradoras en el Concello.

Silverio González, es uno de los más perjudicados ya que una arqueta cercana a su vivenda “rebosa cada dos por tres, me tapa la salida de los baños y me llena todo de basura en la huerta” comenta y matiza que “del olor que desprende parece que hay un animal muerto”.

Como la depuradora arroja todo al mar, detergentes, basura, espuma, etc, la costa de Oia está completamente quemada, sin algas, sin erizos, sin caracolas de mar. Está matando todo, ” relata Javier Fernández, un buceador aficionado a la pesca deportiva.

Los vecinos anuncian que si el problema persiste, seguirán con las movilizaciones.