El Concello de A Guarda está ejecutando la fase 3 de las obras de mejora y humanización de la Rúa da Cal. Estas obras de modernización se están acometiendo en el tramo que va por la parte superior de la circunvalación al monte Trega.

El alcalde, Antonio Lomba, visitó las obras, ya en una fase final de colocación de las piedras de la capa de rodadura en la zona delante de la Fonte-Lavadoiro da Cal, un conjunto patrimonial a lo que se le quiere dar un valor especial aprovechando esta actuación.

Tal y como se anunció en el acto del centenario de la construcción del lavadero en diciembre del año pasado, se realizó un empedrado para poner en valor todo el conjunto de la Fonte-Lavadoiro da Cal y Cruceiro, manteniendo el resto de la urbanización el mismo tipo de estética de la vía.

La Fonte-Lavadoiro da Cal del barrio de A Cruzada, fue construida en el año 1921 por suscripción que inició en Puerto Rico don Brasilino Álvarez Sobrino, hijo de este barrio de la villa guardesa y constituye un elemento patrimonial de gran valor.

El proyecto de esta obra alcanza los 96.000 € y está financiado con cargo al Plan Concellos de la Diputación de Pontevedra.