La campaña de dinamización comercial «Comercio Innova», impulsada por el Concello de A Guarda, comienza esta semana a trabajar con establecimientos comerciales de la villa con el objetivo de ayudarlos a optimizar su gestión y hacerlos más competitivos.

«Comercio Innova» se define como un programa de acompañamiento para la innovación dirigido al pequeño comercio local. A través de este proyecto, los comercios adheridos podrán participar en un plan de acción individualizado en el que contarán con el asesoramiento de una experta, que evaluará y diseñará un plan de acción a la medida de la situación y realidad de cada negocio.

Un total de 8 establecimientos comerciales -dedicados a la venta de productos textiles, informáticos o farmacéuticos, entre otros- participan en esta primera edición del proyecto, que comienza estos días a desarrollar la primera de sus tres fases principales. En este punto, los negocios participantes en el programa recibirán la visita de un «cliente misterioso» que valorará aspectos como la imagen de la tienda, la bienvenida al cliente o la calidad del servicio.

A raíz de esta primera toma de contacto y durante la próxima semana, la consultora Mariem Filgueira realizará un encuentro con cada uno de los comerciantes, en lo que analizarán de forma conjunta aspectos como el control de gastos, el impacto de la imagen de marca y la adecuación de los productos o servicios ofrecidos a las necesidades del entorno. Este análisis servirá de base para el establecimiento de un plan de acción, del que se hará seguimiento intensivo durante un mes.

A finales de junio, los responsables de los comercios participantes y la consultora valorarán el impacto de las medidas de mejora y optimización adoptadas. En esta última fase de evaluación, podrán acercarse nuevas fórmulas para conseguir los resultados deseados, de manera que los participantes puedan seguir mejorando su negocio tras la finalización del programa.

Esta primera edición de «Comercio Innova» finalizará el 27 de junio con la celebración de una mesa redonda en la que todos los establecimientos participantes podrán compartir su experiencia y valorar sus resultados. La campaña contará con la financiación de la Diputación de Pontevedra al amparo del Plan Concellos 2018.