Esta mañana, el alcalde Paco Ferreira se reunió con el Delegado de Zona Franca, David Regades, con el presidente de la Asociación de Empresarios de A Pasaxe, Javier Díaz y otros representantes de esta asociación empresarial en el que tanto el regidor de Gondomar como el Delegado del Estado, informaron a los empresarios de las actuaciones que se llevarán a cabo una vez que se firme el convenio entre las dos Administraciones, que ya está redactado y pendiente únicamente de aprobación.

Así, Zona Franca tiene prevista una inversión de 30 millones de euros que permitirán la implantación de unas 200 nuevas empresas y la generación de unos 3.500 nuevos puestos de trabajo.

Además, esta segunda fase permitirá la instalación en el polígono de un área que incluiría, entre otras, un área dotacional con infraestructuras deportivas y sociales así como una estación de tratamiento de aguas (ETAP) así como otra de depuración (EDAR).

Las obras de la Fase I de urbanización de este polígono se encuentran actualmente ya iniciadas y tienen un período de ejecución de 15 meses, tras la legalización llevada a cabo por el Concello de Gondomar y que puso fin a medio siglo de “ilegalidade” en la que se encontraba.

El alcalde Paco Ferreira quiso poner en valor que “este goberno local foi o único capaz de legalizar este polígono, tras anos e anos de promesas incumpridas por parte de gobernos anteriores e tanto a urbanización da fase 1 xa iniciada como o desenvolvemento da segunda fase, permitirá a xeración de miles de postos de traballo e converterá a este polígono nun motor económico do sur da provincia». Ferreira agradeció la colaboración de Zona Franca y particularmente de su delegado, David Regades, para que la ampliación pueda ser una realidad.

Por su parte Regades agradeció “a magnífica disposición tanto do Concello como da asociación de empresarios para que Zona Franca poida investir nun polígono que permitirá o desenvolvemento  económico de toda a comarca e da provincia de Pontevedra”. Asimismo, le pidió a la Xunta de Galicia “que asuma as súas competencias en materia industrial e que poña a disposición do Concello os recursos económicos necesarios tal e como está a facer o Estado a través do noso Consorcio”.