mapa del enlace de Areas, en Tui

La Consellería de Infraestruturas e Movilidade acaba de adjudicar por más de 16.9 millones de euros la ejecución de las obras de la vía de alta capacidad Tui-A Guarda, entre el enlace con la A-55 y el polígono de Areas.

Las obras en esta infraestructura, que permiten avanzar en la nueva autovía autonómica AG-42, fueron adjudicadas a la Unión Temporal de Empresas Copasa-Covsa. Los trabajos empezarán después de las fiestas navideñas.

Se trata de la construcción del trecho de autovía que se desarrollará íntegramente en el término municipal de Tui, iniciándose con la conexión con la A-55 mediante una glorieta elevada sobre esa autovía, que va a servir de canalizador de los tráficos que se generen en este enlace.

Desde esa glorieta partirá una recta que se dispone totalmente en viaducto sobre la A-55 hasta el punto kilométrico 0+113,43, donde enlaza con una rampa y finaliza en el semienlace de conexión con el polígono de Areas, en el punto kilométrico 0+630.

El trazado también incluye un ramal de conexión de 540 metros de longitud, desde la A-55 hasta la N-551 donde se diseña una glorieta a nivel.

La autovía contará con dos calzadas separadas por sentidos de circulación, de dos carriles cada una de 3,5 metros de ancho, y arcenes exterior e interior de 2,5 metros y 1,5, respectivamente. La glorieta elevada sobre la A-55 tendrá dos carriles de 4 m de ancho cada uno.

La intervención incluye dos enlaces, uno con la A-55 -glorieta a distinto nivel- y con el polígono de Areas, en el punto kilométrico 0+630. Se construirán 5 pasos superiores, en los puntos kilométricos 0+000, 0+348, 0+640, 1+100 de la carretera A-55, y 0+300 en el ramal de conexión con la N-551. También se ejecutarán 2 pasos inferiores, uno destinado a ampliar el que existe en el punto kilométrico 0+700 de la A-55 y otro en el 0+400 del ramal de conexión de la PO-552.

Este proyecto supondrá una significativa mejora en la accesibilidad del polígono de Areas, así como el refuerzo de la seguridad viaria del actual enlace de las carreteras PO-552 y N-551 con la A-55, y también de la propia N-551.

En la actualidad está en servicio el trecho de la VAC Tui–A Guarda, entre Goián y A Guarda, con una longitud de 10,15 km, que recorre los ayuntamientos de Tomiño, A Guarda y O Rosal, y que entró en funcionamiento en 2014.

Para hacer viables los trechos pendientes, la Xunta planificó una ejecución por fases que dialogó con los principales agentes institucionales y económicos implicados y que estableció la priorización de este trecho inicial de Tui, incluyendo el enlace de Areas.

De forma paralela a estas actuaciones, la Axencia Galega de Infraestruturas sigue progresando en la tramitación de los siguientes trechos hasta Goián.