CEDIDA // Alberto Meira.

El piloto de Vincios, Alberto Meira, arrancó como favorito en la quinta edición del Rallye Ourense Ribeira Sacra en la tarde del pasado viernes, desde Luíntra. 

Los pronósticos se cumplieron firmando una incontestable victoria más que pone casi en sus manos el título autonómico.

“Si no se celebrara el rallye en Coruña ya seríamos campeones matemáticamente. Aunque con la distancia que llevamos ahora si terminamos por delante de Iago Caamaño también seríamos campeones. En esta nueva edición del Rallye Ourense Ribeira Sacra sufrimos hasta el final por una avería en el piñón de la caja de cambios. Pensamos que no acabaríamos la carrera, pero al final aguantó y logramos una importante victoria”, declaró Alberto Meira a Telemariñas.

Las averías no frenan a un piloto de Vincios que impuso su poderío, y el Mitsubishi EVO X  aventajó en 14.3 segundos al segundo clasificado, Iago Caamaño, a los mandos de un Ford Fiesta R5, que también es el segundo clasificado en la General provisional del campeonato gallego de rallyes de asfalto que se resolverá con los puntos de la prueba de la Comarca da Ulloa. La tercera posición del podio fue para David González Gil “Couceiro”, a 3:03.482 con un Skoda Fabia Super 2000.

Más de 35 vehículos del centenar que tomaron la salida no pudieron completar los ocho tramos del Ribeira Sacra, cuya dureza se vio incrementada por la incidencia de la lluvia. A pesar de la aparatosidad de algunos de los accidentes que se registraron a lo largo de la jornada, no hubo heridos de consideración.