El pasado fin de semana, el Conservas Orbe Rubensa Bm Porriño cerraba la primera vuelta por todo lo alto. El equipo de O Porriño ganaba en su pista al Rocasa Gran Canaria (22-25), el cual no había sido vencido como local hasta ese encuentro.

De esta forma, el equipo gallego cerraba una primera vuelta de ensueño con un total de 16 puntos. En 11 encuentros consiguieron un total de ocho victorias y tan solo tres derrotas. Algo inédito para el conjunto del Val da Louriña.

Por ello, el alcalde de O Porriño, Alejandro López, durante el entrenamiento de ayer, martes 17, visitó al equipo dirigido por Ismael Martínez para trasladarle sus felicitaciones y orgullo por el gran papel que están haciendo en la máxima categoría del balonmano femenino español.

Ismael Martínez mostró su agradecimiento ante la visita del regidor “fue una sorpresa agradable, siempre gusta que reconozcan el trabajo de las chicas”.  Cree que el apoyo institucional es importante para que el equipo siga creciendo “se agradece el apoyo institucional y no solo en los momentos buenos como el que estamos viviendo, sino que cuando no ha ido tan bien lo teníamos igual de cerca”.

El entrenador del primer equipo quiso hacer una pequeña valoración de esta primera histórica para el Club Balonmano Porriño: “la sensaciones del equipo son muy buenas. Nos hemos sobrepuesto a todos los baches que nos hemos ido encontrando y que han sido muchos. Todo esto habla de un equipo resiliente que es capaz de superar los problemas”. También destacaba el gran trabajo que estaba haciendo todo el grupo “estoy muy contento de cómo están trabajando las jugadoras, de la dinámica y sobre todo el ser competitivas. Necesitábamos disfrutar una temporada, llevábamos demasiadas sufriendo”.

También señalaba que, a pesar del buen papel, todavía queda mucho que mejorar. “Creo que tenemos mucho margen de mejora, sobre todo en el juego en transición tanto ofensivo como defensivo. No nos podemos conformar y tenemos que seguir creciendo como equipo”.

De cara a esta segunda vuelta, concluía que “el objetivo no deja de ser otro que eludir ese play-off lo antes posible para poder pensar en quedar lo más arriba posible”.