Álex Sierpes, del Club Atletismo Trega, bate el récord gallego de 1.000 metros al aire libre

Nueve años han tenido que pasar para que el joven atleta del Club Atletismo Trega de A Guarda y perteneciente a la categoría benjamín, lograra arrebatarle el récord gallego de 1.000 metros al aire libre al atleta de origen etíope Tariku Novales Ordax.

En Balaídos se diputó ayer la primera jornada de la fase escolar en pista benjamín, alevín correspondiente al programa Xogade en la provincia de Pontevedra.

La jornada empezaba un poco dura entre el tiempo inestable de lluvia, viento y el cambio de hora. Tras el transcurso de las primeras pruebas, la lluvia empezó a estabilizarse y dejando en varios puntos encharcados la pista. A las 12:40 horas de la mañana se dio la salida de 1000 ml benjamín masculino y femenino, después del disparo de salida, ni las ráfagas de viento en contra ni los charcos pudieron frenar al benjamín, saliendo como nos tiene acostumbrados, tomando el mando de las pruebas con un potente ritmo demoledor de carrera imposible de seguir y marcando un registro sensacional de 3’21’’35 y nuevo récord gallego de la distancia que fue arrebatado al atleta Tariku Novales Ordax que lo poseía desde 1 junio 2008 con un tiempo de 3’23’’84.

Cabe destacar, que apenas han transcurridos 7 días desde que Álex batió el récord de pista cubierta de Riazor y con este es ya el quinto récord en su historial.