Con motivo del 8M alumnos de 3º de Primaria del CEIP Mestre Manuel García de Oia, hicieron tarjetas adecuadas a su edad desmitificando mitos de relaciones tóxicas. “En las tarjetas había frases y ellos tachaban una palabra y la sustituían por otra para darle otro sentido”, explica su profesora, Nuria Fernández Balo.

Así, frases como “El amor es dar sin recibir nada a cambio” se sustituyó “amor” por “sacrificio”, “El sacrificio es dar sin recibir nada a cambio”, “En el amor hay que aguantar” por “en el amor hay que querer” o “quien bien te quiere, te hará llorar” por “quien bien te quiere, te hará feliz”.

Los pequeños repartieron las tarjetas hechas en clase por los lugares que frecuentan, como la cultural de Oia, el bar del padre de un alumno, por el vecindario y en la entrada del propio colegio para visibilizar la realidad de la desigualdad. “Además, incluimos el Instagram del cole para que quienes encuentren las tarjetas puedan sacar una foto y etiquetarnos”, añade Nuria Fernández Balo.

La actividad fue muy enriquecedora para los once niños y cuatro niñas de la clase. “Los niños también hablaban de la parte de desigualdad que le afecta a ellos, como por ejemplo, cuando se pintan las uñas, porque todavía hay gente que le cuesta ver a niños con las uñas pintadas o los juguetes, dependiendo en que en ámbitos, algunos reconocen que les gusta jugar con muñecas y en otros ámbitos lo ocultan. Ellos siguen viendo que no está socialmente aceptado como en nuestra clase y ven que la desigualdad les afecta a las niñas, pero también a los niños», afirma la profesora, Nuria Fernández Balo.