Susto el que se llevó el conducto de un turismo que este mediodía sufrió un incendio cuando tomaba el acceso de la AG-57 en Sabarís, Baiona.

El conductor, y único ocupante, iba circulando con su Renault Clio cuando comenzó a salir humo del motor y ya empezó a arder. El hombre, que salió por su propio pie del turismo y resultó ileso, paró el coche y avisó a los servicios de emergencia. A pesar de la rápida intervención de los bomberos del GES de O Val Miñor, el vehículo quedó completamente calcinado.

Los hechos sucedieron al filo de las 12:10 horas de este domingo. La Guardia Civil de Tráfico tuvo que cortar la circulación en ambos sentidos más de una hora hasta que los bomberos terminaron de sofocar el fuego. Hasta el lugar también acudió la Policía Local de Baiona.

CEDIDA // DM