CEDIDA

Susto el que se llevó esta tarde una conductora de un Seat Altea que comenzó a arder cuando se disponía a salir del parking del Área Panorámica de Tui.

Faltaban 20 minutos para las 20:00 horas cuando empozó a salir humo del motor y luego el fuego, que devoró toda la parte delantera del coche. Un comerciante de la zona y dos agentes de la Policía Local intentaron apagar las llamas con extintores para que no se propagara al resto del habitáculo.

Finalmente los Bomberos de O Baixo Miño terminaron de apagar las llamas y aseguraron la zona. El suceso despertó gran expectación entre el vecindario ya que el humo era visible en toda la ciudad. La conductora resultó ilesa.

CEDIDA