Aser Estévez, a las puertas de la victoria en Burgos

El Gran Premio San Antonio tuvo lugar ayer en Villana de Mena, prueba de carácter nacional de 128 kilómetros.

El Delfín sigue demostrando su buen nivel de forma este mes de junio tras terminar quinto al sprint y vencer nuevamente la clasificación del gran premio de la montaña. Además, el guardés protagonizó la fuga importante del día con dos corredores más, cazados a 18 kilómetros de meta.

La XXXV edición del Gran Premio San Antonio constaba de tres vueltas pequeñas y otras tres grandes, repartidas en 128 kilómetros de recorrido. La única dificultad montañosa era el puerto del Carel, que se ascendía tres veces y que fue seleccionando el pelotón vuelta tras vuelta. 180 corredores tomaron la salida y numerosas fugas se sucedieron, pero el desenlace fue al sprint en un reducido grupo de corredores, entre los que se encontraba Aser Estévez que entraba quinto en línea de meta. Además vencía la clasificación de la montaña tras puntuar en varias ocasiones en la cima del puerto.

“La carrera de ayer era muy importante y tratamos de salir a ganar. Lo hicimos muy bien pero nos quedamos a las puertas. El equipo trabajó duro y tiró abajo varias escapadas, pero el esfuerzo no fue en vano pues hicimos cuartos por equipos y yo gané la montaña. Estamos satisfechos pero hay que mejorar para lo que se avecina, que es mucho e importante de aquí a octubre. La idea es ir acumulando días de competición y rodaje. Vamos por el buen camino”, declaró el ciclista del Cortizo-Anova a Telemariñas.

Estévez correrá el próximo sábado 17 de junio la Volta ó Ribeiro en Barbantes (Ourense), otra cita de carácter nacional.