ALFREDO

Miles de personas se han acercado este domingo a Panxón y Praia América para festejar una de las noches más mágicas del año, la de San Xoán, donde se piden deseos saltando las “Cacharelas”.

El dispositivo especial de vigilancia que el Concello preparó para esta noche en las playas de Panxón y América para disuadir a los asistentes de que caven grandes agujeros en el arenal con multas económicas que van desde los 100 € a 3.000 € en caso de ser leves, y hasta 200.000 € de ser catalogadas cómo graves, ha funcionado. Atrás quedan los cientos cráteres lunares que el pasado año sembraron los dos arenales.

Más de 200 personas entre Policía Local (Policías Locales de Ponteareas, Vigo, Tomiño, Gondomar, Porriño, Baiona, Redondela, A Guarda y Bueu se unen al dispositivo de seguridad), Guardia Civil, Seprona, Policía Autonómica, GES, Protección Civil y Agentes de Tráfico trabajarán coordinados para que la fiesta transcurra sin incidentes.

Sacos para la basura entre los asistentes

El Concello de Nigrán sumó al dispositivo de vigilancia un equipo concienciador a pie de Praia América-Panxón para disuadir de que se caven grandes agujeros. De este modo, desde el mediodía una decena de voluntarios pertenecientes a Amigos da Terra recorren desde primera hora el arenal con sacos que entregan a los grupos de asistentes al tiempo que les informan del daño que supone dejar basura o cavar agujeros.

El objetivo es que depositen en estos sacos todos los residuos que generen durante la noche y que, al finalizar, los dejen en los contenedores dispuestos en las entradas a la playa. ‘Este San Xoán en Nigrán… Sen lixo e sen buratos’ es el lema con el que está serigrafiado esta gran bolsa facilitada desde PreZero, la concesionaria del servicio de limpieza en el municipio.