pleno Baiona
BANDALLO // Archivo. Pleno celebrado en Baiona

En el pleno municipal que se celebró esta mañana en Baiona, se aprobó por mayoría absoluta los presupuestos para este año 2016, que ascienden a 8.388. 214 euros, un 4,41 % más que el año anterior.

La aprobación de las cuentas municipales contó con 9 votos a favor del PP y 8 en contra, 4 del PSOE, 2 del BNG y 2 de I.U.

El Concello destinará más de 1.200.000 euros a inversión, más de la mitad aportados por la Diputación de Pontevedra, quien destinará gran parte de la inversión, 240:00 euros, a la compra de un camión de recogida de residuos urbanos de carga lateral y 60.000 euros a la adquisición de contenedores adaptados para el nuevo vehículo.

Otro de los objetivos que el Concello tiene previsto, es la puesta en marcha de varios saneamientos, como el de Eidos o Santa Marta, que ascienden a un total de 104.000 euros. También se anuncia una partida de 200.000 euros para la pavimentación de vías públicas.

El gobierno municipal informa de la rehabilitación de molinos, sendas medioambientales, rehabilitación de lavaderos y fuentes del municipio, a los que se destinan 30.000 euros, así como el arreglo de la cubierta de la Casa Consistorial que supone una inversión de 65.000.

Las cuentas municipales para este año contemplan el incremento de las subvenciones a las asociaciones deportivas y culturales. También se cuenta con una dotación de 50.000 euros para becas de formación profesional para titulados.

El alcalde de la Villa, Ángel Rodal, señaló que “son unos presupuestos elaborados y pensados en la gente y que tienen como objetivo potenciar el bienestar de los baioneses en muchos ámbitos”. Rodal no quiso perder la oportunidad de mencionar que “Baiona es uno de los pocos Concellos del área metropolitana de Vigo que tiene deuda cero”.

El portavoz socialista en el concello, Rafael Lores, manifestó que “hemos cambiado de alcalde pero no de política” y matizó que “estos presupuestos van a tener una vida muy corta, ya que el Concello de Baiona asumirá una deuda de más de 3.500.000 de euros por la mala gestión en el parking del Aral por parte del gobierno municipal del PP”.

Para Lores estos presupuestos no hacen referencia ni al paro ni a los establecimientos que no levantan cabeza “nos preocupamos más de recaudar en multas de tráfico, que repercuten negativamente en el turismo, que en los vecinos de Baiona, por eso pedimos que se rectifiquen estos presupuestos que no reflejan la verdadera preocupación de los vecinos de la Villa”.

Para el grupo nacionalista estos presupuestos son muy deficientes ya que “aumentan as partidas en festas populares e festexos, en multas de tráfico, en atención protocolarias e en publicidade e baixan no emprego, en educación e cultura”.

Mientras que desde Izquierda Unida apunta que “no son unos presupuestos sociales, echamos en falta las ayudas a los jóvenes sin titulación y a los mayores de 55 años que están sin trabajo”.

El pleno municipal de esta mañana aprobó también el pago de las partidas correspondientes a las facturas a proveedores sin abonar.