El mantenimiento de la carretera PO-552 llamada A Foz do Miñor, la entrada norte al Concello de Baiona, es competencia de la Xunta, pero, el departamento autonómico de carreteras “no hace los deberes”. Así lo expresa el alcalde de Baiona, Carlos Gómez, quien ha decidido hacer público el malestar del gobierno local por lo que considera desidia y abandono por parte del Ente Autonómico, una situación que, sostiene, ha obligado al Concello, a través de la Concejalía de Medio Ambiente, ha realizar varios escritos a la Xefatura Territorial da Consellería de Infraestruturas e Movilidade de Pontevedra, para que hagan su trabajo y eviten que la maleza invada la calzada.

Carlos Gómez apunta que “estamos hartos de enviar escritos a la Xunta pidiendo que den solución a este problema. Ante esta situación, el gobierno local teme un problema de seguridad vial, la proliferación de maleza en el vial de acceso provoca una mala imagen del pueblo”.

Desde Baiona se pide al gobierno autonómico que actúe en consecuencia. En este vial también se encuentran miradores, como los situados en la parroquia de Baredo, muy transitados, tanto por los vecinos como por visitantes para contemplar las magníficas vistas que desde estos puntos se observan.

Se trata de un vial masivamente transitado -y más ahora en la temporada estival-, siendo la entrada norte al Concello de Baiona. «A estas alturas de temporada no se puede consentir que la carretera presente esta imagen de dejadez”, matiza el regidor.