El Concello de Baiona finalizó la reforma de la calle Ciudad de Vigo e inició de inmediato la segunda fase de las obras de humanización para renovar también la calle Laureano Salado. Los trabajos de fresado comenzaron esta misma semana y el plazo de ejecución es de cuatro meses.

La humanización de la calle Ciudad de Vigo quedó finalizada esta misma semana con el pintado y señalización después de que en días anteriores había sido instalado el mobiliario urbano y las zonas verdes, así como los nuevos colectores de la basura.

La renovación de la calle era muy importante para el municipio por ser una de las vías principales de salida y con esta actuación sumaremos otros 2.044 m2 humanizados a los que posteriormente habrá que añadir los de las calles Laureano Salado y Marqués de Quintanar”, apuntó el alcalde, Ángel Rodal, durante la visita realizada este miércoles a la calle Ciudad de Vigo junto a su equipo de gobierno y los responsables de la reforma.

El presupuesto de la ejecución de las obras ascendió a 616.606 euros, pero el coste de las obras no supuso ningún gasto a mayores para el Concello al estar asumido por la nueva empresa adjudicataria del servicio de abastecimiento del agua, Gestagua.

Las obras incluyen la renovación de redes de abastecimiento y acometidas domiciliarias, renovación de la red de abastecimiento del Parador de Turismo; instalación de red de pluviales y de acometidas a edificios y alcantarillas; renovación de la red de alumbrado público, pasando a instalar iluminación led; renovación y ampliación de las redes de electricidad de Fenosa; instalación de arroyo y jardinería; adecuación de las instalaciones de telecomunicaciones y gas; colocación de equipación y mobiliario urbano; repavimentación de la calle y señalización.

Este martes ya comenzaron también los trabajos en la calle Laureano Salado con el fresado del asfalto y la zona quedó por tanto cerrada al tráfico. El plazo de ejecución de la obra es de cuatro meses. Por el momento queda abierta a la circulación a calle Carabela Pinta para facilitar la movilidad de los vecinos, comerciantes y transporte de mercancías.