ALFREDO

ALFREDOCientos de personas llegadas de todos los municipios de O Val Miñor y de O Baixo Miño se concentraron esta tarde para mostrar su repulsa ante el asesinato machista de Beatriz Lijó presuntamente a manos de expareja y que ha conmocionado a toda Galicia.

Las muestras de dolor desde todos los puntos de la sociedad gallega se mezclan con las lágrimas de los familiares, amigos y vecinos de la abogada y funcionaria del Ministerio de Hacienda de 47 años. En Baiona nadie logra comprender lo sucedido y sólo cabe el consuelo y los abrazos de los más allegados.

En la concentración se han vivido momentos de emoción y mucha tristeza por parte de familiares y amigos de la víctima, que han lamentado que le hayan arrebatado la vida a “una mujer tan buena”.

Los hechos sucedieron en torno a las 21:30 horas de este domingo en el Camiño do Rolán, en el barrio baionés de A Percibilleira. Fueron los vecinos los que a esa hora daban la voz de alarma por el hallazgo del cuerpo de la mujer con signos de violencia en la entrada a su vivienda. El cuerpo de la víctima presentaba varios golpes en la cabeza.

El presunto asesino y expareja, Ángel Rodríguez Da Costa, de 47 años y profesor de matemáticas en el IES Pedro Floriani de Redondela, se desplazó con los dos niños de 9 y 7 años a la vivienda de la madre de los menores para tras pasar un domingo con ello, ya que tiene la custodia compartida.

Fue en ese momento cuando presuntamente cometió el crimen. El hombre cogió un objeto cortante y delante de los niños le propinó un golpe en la parte trasera del cráneo. Tras el asesinato, llevó a los dos pequeños a la casa de los abuelos paternos y se dio a la fuga. Esta mañana se presentó en la Comisaría de la Policía Nacional en la ciudad de Ourense, donde fue detenido.

Tres días de luto oficial

La corporación municipal de Baiona ha decretado tres días de luto oficial en su memoria y, una vez más, quiere mostrar su más rotundo rechazo y repulsa a la violencia de género.

Durante los días de luto, 6,7 y 8 de febrero (hoy, mañana y pasado mañana), las banderas ondearán a media asta en señal de duelo.