Faro de Cabo silleiro
BANDALLO // Faro de Cabo Silleiro, en Oia

Baiona es de por si una de las villas más turísticas de la provincia, sus playas, sus monumentos o sus fiestas atraen a miles de personas durante todo el año, pero sobre todo en la época estival en el que el municipio triplica su población.

Ahora, el Concello quiere poner en valor el enclave de los faros de Cabo Sillerio con la creación de un museo y un hospedaje para potenciar el turismo en la zona. Así lo ha dicho el alcalde de la Villa, Ángel Rodal, que se reunió esta semana con el Presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo, Enrique López Veiga, para llegar a un acuerdo sobre los inmuebles propiedad del Ministerio de Fomento.

Cabo Silleiro alberga dos faros, una data de hace 150 años. Cuenta con una superficie de 150 m2 en estado de abandono y necesita una rehabilitación. Está ubicado junto a la Illa de A Carral y es conocido por O Faro Vello. El mayor, de 700 m2, tiene dos plantas, está en perfecto estado y es el principal faro de la entrada sur de la Ría de Vigo. Data del año 1924 y su emplazamiento está a 85 metros sobre el nivel de mar, en el Concello de Oia.

Es en este segundo faro, el de mayor envergadura, en donde se pretende crear un museo dedicado a la historia del emblemático edificio y un hospedaje. “Se trata de un plan ambicioso para dar uso a los faros, respetando su valor patrimonial, que busca poner en valor el patrimonio que Puertos del Estado tiene en la zona”, indicó el alcalde de Baiona, Ángel Rodal.