CEDIDA // Archivo

Baiona afronta su primer fin de semana de la temporada estival con un dispositivo especial coordinado entre la Policía Local y la Guardia Civil para evitar los botellones.

Con el objetivo de continuar velando por la protección de la salud y seguridad de la ciudadanía en la localidad, desde el Concello van ha adoptar medidas para vigilar las zonas y lugares de mayor afluencia de personas, evitando así agrupaciones en las que no se cumplan las distancias, con el principal objetivo también de evitar los botellones que están prohibidos.

El concejal de Seguridad Ciudadana, Óscar Martínez, ha señalado que “no se va a bajar la guardia, y la Policía Local y la Guardia Civil van a seguir trabajando para evitar un retroceso en los avances conseguidos frente a la pandemia, y se vigilarán los botellones para prevenirlos”, al tiempo que ha pedido “seguir manteniendo la precaución, las distancias y minimizar los riesgo de contagios. Llevamos más de dos meses en nivel de riesgo bajo y el programa de vacunación está avanzando a buen ritmo por lo que es necesario continuar garantizando la seguridad y la salud de todos”.

Desde el Concello de Baiona se solicita a la ciudadanía, especialmente a las personas más jóvenes y dado los rebrotes de los últimos días en este sector de la población, continuar demostrando el comportamiento cívico de los últimos meses, que han transcurrido sin incidentes y con máximo respeto a las medidas sanitarias.

Para evitar estas aglomeraciones la Policía Local y la Guardia Civil organizará un Plan Antibotellón. Los agentes realizarán controles itinerantes y se estarán moviendo por la localidad, y por los lugares y zonas donde se suelen concentrar las personas jóvenes, como el parque de A Palma.

“La Policía Local y la Guardia Civil procederán a prevenir las agrupaciones de jóvenes consumiendo alcohol en las plazas, parques o zonas de la vía pública, se van a decomisar las bebidas, levantando actas de sanción, por lo que se pide la máxima colaboración a los jóvenes. Ambos efectivos continuarán trabajando con una doble función en estas zonas con el Plan Antibotellón, por un lado, preventiva, ya que con la presencia constante y los controles se evita que se monten los botellones, y por otro lado, punitivas, sancionando el consumo de alcohol en la vía pública”, señala el alcalde Carlos Gómez.

El regidor expone que “desde la alcaldía y el departamento de Seguridad Ciudadana nos reunimos con Policía Local y la Guardia Civil para coordinar las acciones encaminadas a garantizar el cumplimiento de las normas anunciadas por la Conselleria de Sanidade en nuestro municipio. En este punto, quiero agradecer la colaboración y el trabajo de ambos efectivos”.