FOTO CONCELLO

El Concello de Baiona está realizando una ardua tarea de señalización de la simbología que indica el Camino Portugués por la Costa que pasa por la villa. Con el objetivo de hacer más visible la simbología, facilitar y mejorar la peregrinación, la Concejalía de Medio Ambiente está pintando la concha de vieira que indica a los peregrinos el camino hacia la ciudad santa. Con la nueva señalización los viajeros tendrán más claro el camino a seguir en los 9,2 Km de peregrinación por tierras baionesas.

El Camino Portugués por la Costa, que pasa por la villa de Baiona, cuenta con una gran afluencia de peregrinos. Ciudadanos de todo el mundo recorren la ruta. Prueba de ello son los datos facilitados por la oficina de turismo que atestiguan que el 85% de los caminantes son extranjeros.

Esta ruta de peregrinación ya tenía gran importancia en la Edad Media y era utilizada por peregrinos procedentes de las tierras más occidentales de Portugal, entre los cuales se incluían los procedentes de países de ultramar que arribaban a los puertos portugueses para llegar hasta Compostela. Los datos actuales acreditan que a lo largo de los siglos el itinerario no ha perdido esta importancia. El principal país emisor de peregrinos al Camino Portugués por la Costa es Portugal pero también destaca la cantidad de alemanes, polacos y estadounidenses que lo realizan.

Asimismo, y pese a la distancia con estos lugares, el trayecto también recibe peregrinos de países como India, Malasia, Kirghizistan, Corea, Nueva Zelanda o Canadá, atraídos por la belleza incomparable de éste magnífico camino de peregrinación; costero en la mayor parte del trazado.

El Camino Portugués por la Costa, que transcurre desde A Guarda hasta Redondela, atraviesa los municipios de O Rosal, Oia, Baiona, Nigrán, y Vigo hasta que llega a Redondela, donde continúa la misma ruta que hacen los peregrinos procedentes del camino portugués que transcurre por el interior.