El Concello de Baiona finalizó la señalización y mejora del Camino Portugués de la Costa con la colocación de 12 hitos de piedra en los montes y en los puntos kilométricos, 16 conchas de bronce en el casco histórico, 59 conchas de cerámica para el tramo restante y varias.

Esta actuación revaloriza y promueve el Camino Portugués de la Costa, que no deja de crecer desde su asentamiento en el año 2016 tras la aprobación de la Ley del Patrimonio Cultural de Galicia impulsada por la Xunta de Galicia. En 2018 lo recorrieron casi 14.000 peregrinos, exactamente el doble que el año anterior.

La medida supone una mejora en la señalética y vallas metálicas, quedando todo esto adaptado a la normativa vigente. También supone una mejora en la protección y conservación de este tramo de la ruta jacobea de 9,4 km. , así como en el impacto visual, sobre todo en el casco histórico de la villa.