El Parque canino de Gondomar vuelve a ser noticia, esta vez “polas deficiencias construtivas ao non executarse conforme ao proxecto aprobado no seu momento, quedando obras sen realizar a pesar de ser abonadas polo concello. As choivas caídas estes días lévanse parte do parque, arrastrando as terras cara ao río, quedando o peche da zona dos cans coas cimentacións ao aire”, asegura Paula Bouzós, portavoz del PP.

Según Bouzós, en septiembre del año pasado la portavoz popular presentó un escrito en el Concello de Gondomar demandando del alcalde que hicieran las gestiones necesarias para comprobar el pago de obras no realizadas en el parque lúdico y canino por un importe superior a los treinta mil euros, entre las que se encontraban la construcción de un muro de contención en la parte más próxima al río. “A non realización deste muro trouxo consigo que coa aparición das primeiras choivas a terra  do parque acabe no río, como ocorreu a comezos deste mes e que este venres se volveu a repetir”.

La portavoz del PP gondomareño “volve recordar o que leva afirmando en toda esta lexislatura sobre este goberno municipal, que se caracteriza por gobernar por impulsos e ocorrencias e sen ningún control sobre as obras que executa”. Paula Bouzós insiste que los vecinos tienen otras necesidades más importantes que un parque canino, “pero que si o Goberno municipal considera que esta obra era necesaria, o mínimo que ten que facer é un control das obras que se executan para despois non teñamos estas consecuencias que ao final quen as pagan son todos os veciños de Gondomar”, finaliza.