Rosana Calvo

Más de 50 veleros (56 inscritos en este momento) participarán este sábado en el Trofeo CdeC – Amura, con el que el Monte Real Club de Yates inaugura su temporada de cruceros de 2023. Una gran afluencia de tripulaciones para una competición que tendrá una doble vertiente, con dos salidas diferentes para una misma llegada.

Desde Combarro saldrá la flota más pequeña, formada por 8 embarcaciones pertenecientes a diferentes clubs náuticos como los de Vilagarcía, Aguete, San Telmo, Beluso, Boiro, Tui, Combarro y Baiona. Tendrán por delante unas 22 millas de recorrido hasta la llegada.

El resto de veleros, principalmente de clubes más sureños como los de Vigo, Canido, Baiona, Punta Lagoa, Bouzas, Rodeira o Castrelo de Miño, partirán desde Vigo, divididos en diferentes clases. Habrá varias categorías de ORC, una especial de A Dos para las tripulaciones más reducidas, formadas únicamente por dos personas; y una más para los J80, que con 22 inscritos, conforman la flota con mayor presencia en el trofeo. Para todos ellos, el recorrido será algo menor, de unas 15 millas.

Aunque las típicas variaciones primaverales podrían ocasionar cambios de última hora en la meteorología, todo apunta a que las condiciones serán muy buenas para la navegación, con vientos de componente sur que soplarán, casi con toda seguridad, siempre por encima de los 10 nudos, llegando a alcanzarse rachas de hasta 20 nudos por momentos. Habrá, eso sí, muchas nubes y algo de lluvia.

Esta primera regata de cruceros del Monte Real, patrocinada por el Grupo CdeC y Amura, finalizará a las siete de la tarde en las instalaciones del club baionés con la entrega de premios a los ganadores.

CRÓNICA: ROSANA CALVO