El concejal de Converxencia 21, José Palacín, se ha quejado en el último Pleno por la fisionomía de la intervención realizada en la Travesía de Santo Domingo que considera una obra de «brutalismo».

Los liberales expresan que este entorno necesitaba de una actuación, «especialmente para implementar servicios a los vecinos, pero también por accesibilidad y estética, puesto que el firme anterior de asfalto estaba muy deteriorado y no era adecuado, ahora bien, desde C21 lamentamos que se utilizara hormigón en una zona tan sensible desde un punto de vista arqueológico, en un trayecto que se remonta a una trama medieval, que además linda con el Camino de Santiago y se enmarca en un entorno neurálgico respecto a la zona de protección patrimonial PEPCHA».

Palacín ya fuera especialmente combativo con la retirada de 50 metros de losas de piedra en Antero Rubín y a su vez, denunciara que el proyecto no cumplía «por tener una cantidad anecdótica de canto rodado», hasta que, finalmente, la Dirección Xeral de Patrimonio exigió al Concello la rectificación de ese tramo.

Ahora, desde Converxencia 21 prometen una nueva batalla “para impedir que la historia de Tui quede enterrada bajo una cementada” y pedirán toda la documentación pertinente, comenzando por las catas arqueológicas donde se constata el pasado romano de Tui.

«Recordar que las asociaciones APATRIGAL y Maltrato da Paisaxe – Canibalismo Urbanístico ya vienen protestando ante esta obra que se ha realizado por medio del Plan Concellos de la Diputación y por valor de casi 450.000 €«, finaliza Palacín.