El concejal de Converxencia 21, José Palacín, acaba de introducir por registro de entrada, una petición para que se radiquen los malos olores en las calles Maristas y Ourense.

Ya hace algún tiempo C21 comunicó al Gobierno Local que se actuase en los sumideros de la Calle Maristas, en el en torno del mercado, debido a los olores que emanaban, «pero lamentablemente, el problema, lejos de solucionarse, continúa expandido hasta la Calle Ourense, lo cual propicia las lógicas quejas de los vecinos y de los comerciantes», señalan.

C21 solicita que se estudien las razones de esta anomalía, y que, en todo caso, se limpien las cloacas.