El Servicio de Atención Temprana (SAT) de la Mancomunidad Intermunicipal del Baixo Miño continúa creciendo de forma paulatina desde su puesta en marcha. Tras la ampliación del servicio después del primer año de funcionamiento, la unidad atendió ya a 278 familias de la comarca desde finales de 2020, familias con hijos con dificultades de desarrollo que pueden ser tratadas sin tener que desplazarse de forma continua hasta Vigo.

“É fundamental garantir que as familias teñan acceso a estes servizos esenciais preto dos seus fogares, só así poderemos facilitar o desenvolvemento integral de nenos dende ben pequenos”, recalca la alcaldesa, Sandra González. La regidora destaca que “a atención temperá desempeña un papel crucial na detección de posibles dificultades ou necesidades no desenvolvemento da cativada, permitindo intervencións temperás e personalizadas que maximicen o seu potencial. Por iso seguiremos traballando para asegurarnos que ningún neno ou nena se vexa privado de recibir a atención e o apoio necesarios nas etapas cruciais do seu desenvolvemento”.

En la actualidad, 139 familias de Tomiño, Tui, A Guarda y O Rosal emplean este servicio, 92 de ellas ya en proceso de intervención, mientras que otras 45 familias están en lista de espera y otras dos en fase de valoración. La coordinadora de la unidad, Andrea Álvarez, destaca el alta demanda que tiene el servicio en la comarca, que ya dio de alta a 139 familias desde su arranque.

Aunque con una demanda de servicios bastante equilibrada, el de logopedia es el más solicitado, ya que representa más del 42% de las intervenciones. Le sigue de cerca el de psicología, con el 34,4%, y el de fisioterapia, con el 23,5%. Por Concellos, la mayor parte de las familias proceden de Tomiño (44%), seguidas de las residentes en Tui (35%), A Guarda (11,5%) y O Rosal (9,5%).

El SAT Baixo Miño comenzó a funcionar en los últimos meses del 2020 y cuenta con un equipo formado por dos psicólogas, una fisioterapeuta y dos logopedas que atienden en su sede en el edificio de Bienestar Social del Concello de Tomiño. El servicio está destinado especialmente a familias con hijos de entre 0 y 6 años que precisen el establecimiento de unas pautas y estrategias que promuevan su normalización a través de intervenciones planificadas por un equipo multidisciplinar.

Los niños que llegan a la unidad derivados desde pediatría se les hace una valoración general o específica en las áreas que lo precisan, elaborando después un Proyecto de Atención Especializada que se coordina con el Servicio de Atención Primaria, con los centros educativos y con las propias familias. Alguno de los objetivos con los que trabaja esta unidad son potenciar la autonomía y desarrollo psicomotriz, tratar dificultades de lenguaje o problemas de comunicación por trastornos como el TEA, la falta de audición… a través de una terapia lúdica, activa y motivadora.

El SAT Baixo Miño está cofinanciado a través de ayudas del Fondo Social Europeo y de la Xunta de Galicia.