ALFREDO

El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) presentó ayer en el Concello de Tomiño un plan de transporte en tren para la comarca del Baixo Miño, con el que pretende crear una red que responda a las necesidades territoriales y favorezca el desarrollo económico de la zona. El plan está especialmente destinado a las poblaciones que se interrelacionan con Portugal y que carecen de una conexión directa con la línea de ferrocarril.

Así pues, el proyecto integraría una Red de Cercanías Transfronteriza entre Viana do Castelo (Portugal) y Vigo, y daría servicio a más de un millón de personas, con trenes eléctricos y frecuencias gestionadas eficientemente. De este modo, se potenciarían simultáneamente las comunicaciones intermodales de los municipios del Miño con líneas ferroviarias lusas, corredor Atlántico y servicios de Larga Distancia y AVE.

Antón Conde, Secretario General del Sector Ferroviario en Pontevedra, esbozó ante la alcaldesa (Sandra González) y el concejal de Hacienda, Planificación Estratégica y Acción Urbana (Uxío Benítez), las principales líneas de actuación previstas para mejorar las instalaciones ferroviarias y las conexiones por tren de viajeros y mercancías para los próximos años. Todo esto teniendo en cuenta, en palabras de Conde, que la oportunidad que presentan los recursos europeos para favorecer la movilidad requiere de propuestas que partan de las necesidades locales e involucren a las empresas.

La alcaldesa, por su parte, manifestó su satisfacción ante la propuesta del sindicato, recordando su preocupación mantenida en el tiempo por el tema de la comunicación terrestre a través de trenes que puedan servir a los municipios transfronterizos, como Tomiño y Cerveira (que cuenta con estación ferroviaria) para unir ciudades como Vigo y Porto.