Podio femenino

En un año anormal como este 2020, el pasado lunes se puso el broche final a una atípica temporada de carretera en Galicia, con uno de los platos fuertes de cada año, el Campeonato de Galicia de Contrarreloj.

La cita fue en las inmediaciones del Santuario de Os Milagros en el concello orensano de Baños de Molgas, escenario en 2019 del Campeonato de España Open de crono. Los corredores tuvieron que afrontar un recorrido de 13,700 kilómetros bastante exigentes.

Una primera parte técnica con varias curvas cerradas, rotondas e isletas, fueron el mayor desafío para los participantes junto al primer ascenso a Os Milagros por la dura rampa del 10%. Una segunda parte más rodadora y para especialistas en la lucha contra el cronómetro, sirvió de antesala de la ascensión final cara la meta del Santuario de Os Milagros.

Los corredores oienses estuvieron en la pelea por las medallas en varias categorías. Montse Martínez lograba el segundo puesto en Máster 30 femenino, y Aser Estévez también se hacía con la plata en Élite masculino a pesar de una caída en el ecuador de la prueba. En categoría Sub-23, Mario García alcanzaba un meritorio quinto puesto, quedando a pocos segundos del podio.

También se desplazaron a tierras orensanas los Élites Iván Prieto, que cosechaba un destacado décimo puesto, Brais Gradín, Cristian González, David Vieites, y el Máster 30 Diego Sánchez, todos ellos completaron la prueba con éxito y mostraron maneras en la lucha contra el cronómetro.

«Fuimos con ambición para poner el cierre a esta temporada tan extraña y lo hemos conseguido. Sabíamos que había opciones de traer medallas, y hemos peleado por ellas. Montse si tenía el día estaría ahí, y yo traté de hacer lo mismo en la categoría reina. Mario peleó entre los Sub-23, y por poco no pisa el podio. El resto del equipo estuvo muy bien y mostraron las ganas de correr en un año de pocas pruebas. Nos vamos con muy buen sabor de boca y ya estamos pensando en el ilusionante proyecto del 2021», explica Aser Estévez.