El Concello de O Porriño recuerda que colocar carteles publicitarios en la calle fuera de las zonas habilitadas y sin permiso está prohibido.

La “Ordenanza municipal reguladora de convivencia ciudadana, limpieza de vías públicas y recogida de residuos”, aprobada en el año 2010, prohíbe la colocación y pegado de carteles y adhesivos en inmuebles, muros, puentes, paredes o aceras sin autorización expresa del Concello.

En caso de que un inmueble particular sea objeto de pintadas o pegado de carteles, el propietario del mismo lo comunicará al Servicio Municipal de Limpieza, que procederá a su limpieza con cargo al responsable de la publicidad.

Al mismo tiempo, la norma estipula que la colocación de cada cartel, pintada o pancarta que constituya infracción será sancionada considerándose responsables a los beneficiarios de la propaganda o publicidad. Las sanciones por incumplir esta norma van desde los 751 euros hasta los 1.500 euros, pudiendo llegar a los 3.000 euros en caso de reincidir.

O espazo público é un lugar de convivencia que disfrutamos todos”, indicó el alcalde, Alejandro Lorenzo, “para iso debemos manter a nosa vila limpa e respectar as normas”.