El Templete de la Red de San Luis recuperará su lustre. La estructura diseñada por Antonio Palacios para acceder a la estación del metro en la Gran Vía en Madrid, se construyó en 1919 y se desmontó en 1970-71, después de colocarse las escaleras mecánicas cómo nueva alternativa de acceso.

Fue entonces cuando se envió a O Porriño, por ser su ciudad natal y desde entonces permanece en el entorno del cementerio municipal. El paso del tiempo se dejó sentir en el monumento, que presenta en la actualidad un mal estado de conservación, además de perder en el traslado elementos fundamentales, como la marquesina de cristal.

Con el objetivo de dignificar cómo se merece esta obra de Antonio Palacios, la Xunta de Galicia y el Concello do Porriño impulsaron las obras de restauración, que se adjudicaron por 224.843 euros y dieron comienzo la semana pasada.

Las actuaciones previstas incluyen la limpieza y restauración de la fábrica de piedra para, después, realizar un revestimiento de granito que permita recuperar su aspecto. Además se eliminarán los muretes que lo delimitan en el parque facilitando que sea accesible desde todas las direcciones y se proyectará una pavimentación con granito azul noche generando un espacio propio dentro del conjunto del parque.

Cuando O Porriño se hizo cargo de la obra, en la demolición desapareció la estructura de metal y el cristal que formaba la marquesina, quedando sólo elementos pétreos junto a otros decorativos como los leones de cemento. Por eso el proyecto se completa con la instalación de la visera para proteger el monumento de las inclemencias meteorológicas y dar cobijo a posibles actividades, y un elemento de vidrio semejante al original de la parada del metro así como la incorporación de un nuevo sistema de iluminación de presencia y ornamental.

“La restauración do Templete de San Luis era algo moi demandado pola veciñanza e algo que tiñamos claro que había que acometer, que mellor forma conmemorar o seu 150 aniversario que coidar e poñer en valor o patrimonio que nos deixou”, explica el regidor, Alejandro Lorenzo, recordando que “ao proxecto de restauración súmase o acondicionamento da súa contorna onde se creará un escenario, gradas e un gran área de xogo infantil que conta con chorros de auga”.