El Concello de Gondomar, la Entidad Local de Morgadáns y el vecindario, están trabajando conjuntamente para salvar de la demolición al bar de la Comisión de Festas de Prado, construido en terrenos de la Iglesia y que la APLU (Xunta de Galicia) quiere derivar por carecer de licencia.

“La Entidad está dispuesta a comprar los terrenos donde se ubican las obras, después de no fructificar la permuta propuesta”, señala el regidor quien asegura que el Concello le dará respaldó jurídico, urbanístico y de legalidad a las obras y la zona con la aprobación del nuevo PXOM (que cuenta con el informe de evaluación ambiental favorable de la Conselleria de Medioambiente de la Xunta), y falta de ser aprobado inicialmente por el Pleno de la Corporación.