El Concello continúa construyendo O Rosal del futuro con la colaboración del tejido asociativo del municipio. Al amparo del programa ‘A veciñanza conta’, alcaldesa y directiva de la UD Ribera mantuvieron estos días un encuentro en el que abordaron proyectos de presente y de futuro del club, como la reforma del campo de fútbol de A Mata “para convertelo nunhas instalacións plenamente inclusivas a medio prazo. Somos un concello comprometido que busca facer do municipio un lugar accesible para todos e todas, tamén no eido deportivo”, destaca la regidora, Ánxela Fernández Callís.

Durante la reunión, la alcaldesa y la UD Ribera trataron principalmente la primera fase del proyecto para crear un campo de fútbol accesible, que comenzará en los próximos días con la licitación de las obras de reforma integral de los vestuarios. Concello y club también comenzarán a trabajar en el proyecto de cambio del césped del campo, una necesidad detectada por la entidad deportiva y para la que “buscaremos non soamente financiamento, senón tamén levalo adiante de xeito planificado para minimizar o efecto na actividade deportiva que se leva a cabo nel”. 

La reforma de los vestuarios incluirá la mejora de la accesibilidad a los siete vestuarios independientes con una nueva distribución y generando nuevos espacios accesibles, tanto para el personal técnico como para las y los jugadores. Así, se aumentará el número de duchas disponibles con cabinas accesibles, se ampliará la puerta de acceso a estas instalaciones o se instalarán puertas correderas para comunicar los vestuarios 1 y 2 y 3 y 4 y poder disponer así de un espacio único con doble capacidad.

Durante el encuentro, la alcaldesa quiso poner en valor el gran trabajo que está desarrollando la UD Ribera, “cunha clara aposta pola canteira e cunha reactivación exemplar tras a crise sanitaria. É un orgullo contar con entidades como este club, un dos poucos que durante a pandemia soubo adaptarse para manter a actividade deportiva entre nenos e nenas, algo tan importante para a saúde xeral, especialmente nun momento tan delicado”.

Por otra parte, en septiembre la UD Ribera también colaborará en el proceso participativo que pondrá en marcha el Concello al amparo de la Agenda 2030, con la que abordar los retos sociales, ambientales, económicos, culturales o educativos para un desarrollo urbano sostenible.