El Concello de Nigrán ofrece este viernes a las 19:00 horas en el Auditorio Municipal el concierto del ‘Grupo de Cordas O Torreiro de Priegue’ con la gran particularidad de que está integrado por 21 personas adultas formadas en el método Abreu gracias a los hermanos Mario y Miguel Ángel Quiñones, venezolanos afincados en Nigrán discípulos directos de José Antonio Abreu, reconocido mundialmente por haber sido el fundador del prestigioso ‘Sistema Nacional de Orquestas Infantiles y Juveniles de Venezuela’.

Los asistentes al acto podrán comprobar in-situ el auténtido ‘milagro’ de Abreu: algunos debutan ante el público cuando hace un año no sabían ni tocar el instrumento ni nada de música, y todos tienen en común haberse integrado en el grupo en condiciones iguales o muy similares. La agrupación está abierta a recibir más personas interesadas en aprender, independientemente de su edad y del instrumento que deseen, que no tiene porqué ser de cuerda. “En la música, como en otras artes, nunca es tarde para aprender”, insisten los hermanos Quiñones.

“O legado de José Antonio Abreu, falecido en Caracas no 2018, sigue vivo en Galicia grazas a que temos a sorte de contar cos seus discípulos directos como veciños, así que non podemos estar máis que orgullosos de que toquen no noso Auditorio. Compartimos a súa filosofía absolutamente e a admiramos. Todo o mundo ten dereito a ter acceso á educación musical e aquí temos o resultado”, explica el alcalde, Juan González.

El sistema pedagógico que nació con la intención de lograr la inclusión social, que supuso el boom de la música en latinoamérica y que se exportó mundialmente, consiste en la práctica desde el primer día con el instrumento. “Al igual que los niños aprender primero a hablar y después a leer, con la música puede ser igual, primero se identifican sonidos con su ubicación en el pentagrama”, explican los hermanos Quiñones, muy conocidos en Nigrán por haber fundado Miguel Ángel a principios del 2000 una orquesta infantil y juvenil bajo estos principios. La realidad es que el ‘milagro Abreu’ de los hermanos Quiñones permitirá que este viernes 21 personas de entre 35 y 80 años de toda la comarca interpreten con gran calidad piezas de Vivaldi, Tchaikovsky o música tradicional irlandesa, merengue o la canción de ‘Piratas del Caribe’.

“No somos la Sinfónica de Berlín pero hemos conseguido un gran sonido, todos son músicos amateurs que comenzaron sin conocimiento previo alguno o guardado en su infancia y a día de hoy tocan y saben leer partituras”, explica Mario Quiñones, ‘primera generación Abreu’ y quién fue durante 38 años violinista de la prestigiosa Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela; mientras que su hermano Miguel Ángel, pianista y formador también ‘primera generación’, se encargó durante años de dirigir orquestas infantiles integradas en el ‘Sistema Nacional de Orquestas Infantiles y Juveniles de Venezuela’ .

A inicios de los 2000, este último llegó a Nigrán y también lo implementó con chicos del municipio, retomando la iniciativa hace 7 años con este grupo con sede en el Torreiro de Priegue y bajo el amparo de Antonio Grela, gran erudito musical que inicialmente les consiguió un espacio en Vigo y al que muestran su máximo agradecimiento. «El concierto es un momento de gran estímulo para cualquiera músico, cuando entra alguien nuevo, procuramos que en 6 meses esté ya tocando en público», comenta Mario. Este viernes Nigrán ofrecerá ese «momento».