En estos momentos de incertidumbre, alrededor de 60 familias del Baixo Miño dependen únicamente del trabajo que están realizando los voluntarios de Conrazones, respaldados por empresas colaboradoras y gente desinteresada. 

El pasado 22 de abril, la ONG guardesa recibió la generosa aportación de 5.000 euros de la Obra Social La Caixa, dinero que va a ser destinado íntegramente para la compra de productos perecederos, como carne, pollo y pescado. “Productos que facilitarán a estas familias que estos días de confinamiento sean más llevaderos, ya que no disponen de recursos para acudir al supermercado para adquirirlos”, apuntan desde Conrazones.

Queremos agradecer a la Obra Social La Caixa esta donación y, como siempre, a todas aquellas personas, empresas y gente anónima que colaboran con nosotros habitualmente, que sin ellos no podríamos llevar a cabo nuestra labor y como no, a los voluntarios que están al pie del cañón arriesgando su salud por facilitar la vida a los demás”, señalan.