Crean en Porto do Molle un Centro de Innovación Aeroespacial que empleará a más de 500 personas

Esta mañana se ha firmado en Porto de Molle y ante Notario la formalización de la Fundación Centro de Innovación Aeroespacial de Galicia constituida por el Consorcio de la Zona Franca y la Universidad de Vigo, como patrones de carácter público, y como patrones fundadores de carácter privado por Airbus; el Consorcio Aeronáutico Gallego (CAG); Delta Vigo y la Unión de Empresas Gallegas de Aeronáutica (UDEGA).

Estos patrones tienen por objeto poner en marcha y gestionar dicho Centro que será el principal foco de innovación y desarrollo de todo el noroeste peninsular para este nuevo sector industrial, el Aeroespacial. Esta iniciativa, que tendrá su sede en el edificio tecnológico de Porto do Molle y que se pondrá en funcionamiento el próximo año, contará con instalaciones técnicas de alto nivel, algunas de ellas únicas en España.

La creación de este centro vino dada por la necesidad de atraer a Galicia un nuevo polo estratégico industrial en los avanzados sectores aeronáutico y espacial. Todos los participantes a la firma de esta mañana, coincidieron en resaltar que en Galicia existe una oportunidad mucho mayor que en otras zonas de España ya que aquí ya existe un importante tejido industrial relacionado, sobre todo, con la mecánica de precisión y los materiales avanzados en el sector de la automoción.

Debido a la contratación de personal altamente cualificado, más de 500 personas, y a las avanzadas instalaciones de las que dispondrá en el edificio tecnológico de Porto do Molle, en las que se podrán realizar los ensayos más exigentes y críticos en los sectores aeronáutico y aeroespacial, el Centro será un punto de referencia en lo que a I+D+i se refiere.

Basándose en la experiencia adquirida por el grupo de actividades aeroespaciales de la Universidad de Vigo aquí se podrán proporcionar servicios de consultoría en ingeniería en el campo de los pequeños satélites. El Centro tendrá capacidad para la gestión tanto de proyectos propios como de clientes gallegos, españoles e internacionales.

Entre los equipamientos que puede llegar a tener el Centro se plantea la adquisición de una máquina de fabricación láser con la que proveer a las empresas de un servicio de fabricación aditiva en metal que consiga abaratar costes de desarrollo y realizar innovaciones en sus sistemas de una manera más competitiva, como ya hacen Airbus, NASA o ESA.

También se aspira a que una de las mayores inversiones del Centro sea la adquisición y montaje de un Túnel de Viento en el que poder hacer ensayos reales y crear un laboratorio de metrología de alta precisión centrado en la medición específica de los parámetros necesarios para la industria aeronáutica y aeroespacial.