De Moscú a Tui con la medalla de plata
KAYAK TUDENSE // Los dos deportistas con la medalla de plata en el aeropuerto de Vigo

Gabriel Campo Pavón y Rubén Millán ya tienen en casa la medalla de plata que les acredita como subcampeones de Europa en K-2 500 metros. Una conquista lograda en Moscú. Allí, en una espectacular regata, pudieron lograr el oro, pero se les escapó por escasas centésimas.

Los palistas del Kayak Tudense reconocieron que “estamos contentos por el resultado, pero queremos más. Somos ambiciosos”. La temporada ha sido exigente para ambos, con multitud de competiciones desde el pasado mes de febrero. Acumulan numerosas regatas, entre campeonatos gallegos, de España, Copa de España, Copa del Mundo y también el preolímpico en Alemania. Ahora les queda el Campeonato de España de verano con su club antes de afrontar las vacaciones. Este lunes fueron recibidos por sus compañeros del Kayak Tudense y también por los familiares de ambos.

Los dos insistieron que “hemos confirmado que podemos ser un barco competitivo. Nos faltaba una conquista importante y lo logramos con esfuerzo y trabajo”. Gabriel Campo Pavón reconoció que “los rivales no nos pusieron las cosas fáciles en Moscú. Hubo mucha igualdad y no se decidió todo hasta el último metro. Pero la lucha y la constancia tuvieron su recompensa”.

Rubén Millán afirmó que “este subcampeonato sabe muy bien. Nos hemos esforzado mucho durante todo el año. Sabíamos que teníamos posibilidades, pero había que demostrarlo en el agua. Fue una regata para recordar durante mucho tiempo”. Ambos palistas lograron su objetivo en la distancia de 500 metros, cuando de forma habitual compiten en la de 1.000 metros. Al respecto, los dos reiteraron que en ambas distancias se sienten cómodos.

Sufrieron la decepción de no conseguir una plaza para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro este año. Ser subcampeones de Europa no les quita ese amargo sabor. Gabriel Campo Pavón señala que “en Moscú logramos un buen resultado, sin duda, pero nuestro gran desafío estaba en Río”. Rubén Millán opina de manera similar, pero añade que “tenemos tiempo para preparar los siguientes. Hemos demostrado que podemos lograrlo. Estuvimos muy cerca. Ahora hemos crecido en todos los aspectos y eso supone también una nueva motivación”.

Los dos también destacan la intensa temporada que han tenido que realizar y que todavía no ha terminado. Dentro de dos semanas afrontarán el Campeonato de España en Trasona con el objetivo de que el Kakak Tudense pueda proclamarse campeón. Parte como favorito.