Concello de Gondomar
ALFREDO // Concello de Gondomar.

El expediente de municipalización del servicio de abastecimiento de agua de la parroquia de Vilaza, en Gondomar, elaborado por el anterior Gobierno del PP, es nulo de pleno derecho según dictamen preceptivo y vinculante emitido por el Consello Consultivo de Galicia a petición del alcalde socialista, Paco Ferreira, quien hizo pública ayer esta resolución.

El supremo órgano consultivo de la Xunta de Galicia y de las administraciones públicas de la comunidad Autónoma, que goza de autonomía orgánica y funcional, precisó que el expediente aprobado por el ex alcalde, Fernando Guitián, el 18 de marzo de 2015 mediante resolución de alcaldía, -con informes desfavorables del secretario municipal- es ilegal porque además de aprobarse pese a la existencia de informes contrarios, la potestad de hacerlo corresponde siempre al pleno de la corporación, en ningún caso al alcalde.

En su informe del 26/02/2015 el secretario municipal advirtió que al tratarse de una cesión de la red de aguas por un plazo superior a cuatro años, la competencia de aprobación corresponde al pleno del Concello y que “sería conveniente realizar una valoración exacta del coste que implicará la cesión de la red de saneamiento, su adecuación la normativa urbanística, técnica y medioambiental y depurar la situación jurídica del bien conforme a la legislación patrimonial”.

Asimismo, los informes municipales –elaborados por secretario y arquitecto- indican que en caso de ser viable la cesión al Concello “deberán cuantificarse los posibles costes de recepción. Además, con anterioridad a la cesión debe quedar acreditada la titularidad de la red de saneamiento y cederse por el órgano competente que establezcan los estatutos que regulan el funcionamiento de la Asamblea General de la Comunidad de Aguas de Vilaza”

Ferreira explicó que cuando llegó a la alcaldía, en junio de 2015, el secretario municipal le advirtió sobre la ilegalidad de esta resolución y “solicitó revisar de oficio este expediente”. El 25 de septiembre de 2015, la Junta de Gobierno acordó por unanimidad el inicio de un procedimiento de revisión de oficio ante la posible concurrencia de causas de nulidad y remitirlo al Consello Consultivo de Galicia, cuyo dictamen ha sido remitido hace unos días al Concello.

La situación es delicada”, admitió Ferreira, “porque el expediente es nulo de pleno derecho y tras este dictamen, preceptivo y vinculante que lo invalida hay que comenzar de nuevo la tramitación”. El alcalde anunció que se reunirá este domingo a partir de las 12:00 horas con los vecinos de la parroquia para informarles de como está actualmente la situación del servicio y el cobro de las facturas. La concesionaria Espina y Delfin no ha cobrado los tres últimos trimestres ya que la Junta directiva de la Comunidad de Aguas dio de baja las cuentas al disolverse y por tanto los vecinos no tienen cuenta para ingresar el dinero. Ferreira aclaró también que el Concello no puede pagarle a la concesionaria al no poder asumir la traída de agua de Vilaza debido a la nulidad del expediente.

El regidor, que mostró su preocupación por la situación creada, expresó su firme intención de solucionar el problema. Para empezar, solicitará nuevos informes al secretario y al arquitecto municipal. “Hay que empezar de nuevo y ver si es posible la municipalización ya que el Concello de Gondomar tiene intención de asumir el servicio pero libre de gravamen y una vez clarificada la cesión de uso y a quien corresponderá la titularidad”, matizó el regidor.