GUARDIA CIVIL

Hay imágenes que no dejan de sorprender. A las 12:55 horas del pasado viernes, una patrulla del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Vilaboa, detectó un vehículo camión-caja, circulando por la nacional N-550, Vilaboa, transportando una furgoneta que sobresalía por su parte posterior.

El vehículo iba  sin ningún tipo de sujección que pueda evitar riesgo para la circulación, ante una posible caída de la carga transportada.

El conductor, vecino de la localidad de Poio, también fue denunciado por tener tanto el permiso de conducción, como la ITV del vehículo caducados.

Las tres infracciones son consideradas como infracciones graves, lo que supone una sanción de 200 € para cada una de ellas.

FUENTE: GUARDIA CIVIL