El Mecalia Atlético Guardés deberá remontar una renta de tres goles el próximo domingo en A Sangriña (A Guarda) ante el Höörs HK H65, si quiere lograr el pase para estar presente en la semifinal de la Challenge Cup. 

El conjunto de A Guarda buscará la remontada en su feudo. Será complicado pero nada es imposible. Según comentó la jugadora sueca Ola Månsson, tras el partido disputado esta tarde, “normalmente, tres goles no son suficientes, asique nos espera un partido completamente abierto”, dijo.

Comenzaron mejor el encuentro las de Prades, con una defensa de 5-1 y África Sempere presionando en la línea de 9 metros. Por su parte, las suecas del Höörs HK H65 defendieron con un 6-0, aunque sin éxito alguno, ya que Anthía Espiñeira y la capitana del Mecalia Atlético Guardés, Estela Doiro, lograron romper esa línea defensiva. Se llegó al final de la primera mitad con un parcial de 10-13, una renta de tres goles favorable al Guardés. Pero en la segunda parte, las guardesas notaron en exceso el gran trabajo realizado en la primera parte y comenzaron a bajar su rendimiento sobre el terreno de juego, hasta perder por 24-21.

La vuelta de estos cuartos de final de la Challenge Cup se jugará en el pabellón municipal de A Sangriña el próximo domingo 12 de marzo a partir de las 19:00 horas.