GUARDIA CIVIL // Los ladrones rompieron las ventanas de los chalés para poder entrar a robar

La Guardia Civil ha detenido a un vecino de Mondariz-Balneario como supuesto autor de un delito continuado de robo con fuerza en chalés, por sustraer la carpintería metálica y otros elementos de obra en una urbanización situada en el municipio de Gondomar.

A raíz de la denominada operación “Tasto”, que culminó el pasado mes de diciembre con la detención de tres personas acusadas de la comisión de 16 robos en viviendas del sur de la provincia, los efectivos del Puesto Principal de la Guardia Civil de Baiona-Nigrán prosiguieron las pesquisas y consiguieron detener a I.F.P., de 39 años, vecino de Mondariz-Balneario, como supuesto autor del robo de la práctica totalidad de los ventanales, puertas, suelos, sanitarios e instalación eléctrica de los seis chalés de una urbanización de Gondomar, que se encontraban a la venta.

La Guardia Civil identificó como coautor de estos nuevos robos, que se habían cometido durante el pasado mes de noviembre, a FF.T.F., de 24 años, vecino de Vigo, uno de los detenidos de la operación “Tasto”, que se encuentra en prisión desde el mes de diciembre.

Tanto la carpintería metálica como los demás elementos y materiales sustraídos en los inmuebles desvalijados se vendieron en una chatarrería de Ponteareas, donde trabajaba el detenido. El valor total de lo que se apropiaron supera los 150.000 euros y los daños materiales causados en los inmuebles, aunque están pendientes de peritaje, se consideran cuantiosos.

El detenido quedó en libertad una vez que prestó manifestación en sede policial, con la obligación de comparecer ante el Juzgado de Instrucción número 8 de Vigo, donde se entregaron las diligencias.