La Guardia Civil, en una operación conjunta llevada a cabo por efectivos del Grupo de Información y de la Intervención de Armas de la Comandancia de Pontevedra, desmanteló esta mañana un taller clandestino de reparación de armas, localizado en el municipio de Tomiño.

La operación, bautizada con el nombre de “Susurro”, concluyó con el balance provisional de una persona detenida por un delito de tenencia, tráfico y depósito de armas y municiones. Se incautaron de una importante cantidad de armas y munición de distintos tipos y calibres.