ALFREDO

La Policía Local y la Guardia Civil de Tui realizan controles conjuntos debido a las restricciones de movilidad establecidas por las autoridades sanitarias desde las 23:00 a 6:00 horas.

En uno de esos controles establecido la noche del pasado sábado en la Ciudad de Tui, los agentes de la Policía Local le dan el alto a un conductor que no se detiene y prosigue la marcha, por lo que estos efectúan una persecución del turismo hasta interceptarlo aproximadamente 500 metros más adelante.

Según los agentes, el conductor interceptado se negó a realizar la prueba de alcoholemia legalmente establecida. Poco después, agentes de la Policía Local y de la Guardia Civil, realizaron su detención por desobediencia y resistencia a la autoridad, en la que uno de los actuantes resultó herido leve. La Guardia Civil se hizo cargo de la investigación.