GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil detuvo al propietario de una pequeña explotación ganadera de Baiona acusado de un delito contra la flora, fauna y animales domésticos, por maltrato y abandono de animales.

En el marco de las distintas actuaciones que se vienen desarrollando para la detección y control de actividades y conductas ilícitas relacionadas con el bienestar animal, los efectivos del Puesto Principal de la Guardia Civil de Baiona-Nigrán, en colaboración con la patrulla del Seprona de Vigo, pudieron localizar una pequeña explotación ganadera en la parroquia de Belesar, en unas condiciones higiénico-sanitarias bastante deplorables.

Auxiliados técnicamente por los facultativos de los Servicios Veterinarios de Sanidad Animal de la Xunta de Galicia, la Guardia Civil llevó a cabo una inspección de esta pequeña explotación ganadera y en su interior localizaron un cachorro de perro con varias heridas graves que le causarían la muerte, un ternero con lesiones cutáneas en todo el cuerpo y una herida sangrante en la base de uno de los cuernos, además de un caballo que presentaba una extrema delgadez por evidente falta de atención y cuidados.

En todos estos casos el propietario no pudo acreditar que los animales hubiesen recibido la adecuada atención veterinaria.

Dentro del mismo orden de actuaciones también se pudo determinar que, días antes a la inspección, esta misma persona había abandonado cuatro perros que tenía en una edificación de la finca en condiciones higiénico-sanitarias no adecuadas.

En consecuencia, ayer se procedió a la detención del propietario de esta explotación ganadera como presunto autor de sendos delitos de maltrato y abandono de animales.

Al mismo tiempo, se formularon varias de denuncias por distintas infracciones administrativas a la normativa sobre animales domésticos, relacionadas principalmente con el bienestar animal, la falta de idoneidad de los alojamientos, falta de alimentación y agua, higiene animal, falta de asistencia veterinaria y registros documentales y sanitarios, entre otros.