Archivo

Eran caso las doce de la noche cuando varios viandantes observaron como un individuo que conducía un camión remontaba la acera en la Avenida de Castrelos de Vigo, hasta casi colisionar con una vivienda.

El conductor logró bajar el vehículo del bordillo, mostrando dificultad para maniobrar, retomando la marcha y colisionando con un poste de hormigón al que causó daños. El hombre se apeó del vehículo y abandonó el lugar a pie, hecho que fue comunicado por los transeúntes a la Sala de Comunicaciones del 092 de la Ciudad Olívica.

Una Patrulla de la Policía Local próxima interceptó al conductor, que fue señalado por los requirentes, resultando ser un vecino de Nigrán de 46 años de edad. Los Agentes comprobaron que presentaba claros síntomas de encontrarse bajo los efectos del consumo de bebidas alcohólicas.

Por este motivo procedieron a realizarle las pruebas preceptivas de determinación del grado de impregnación alcohólica, arrojando estas un resultado positivo de 0,56 y 0,52 mg/l de alcohol por aire expirado. A mayores, previó cortejo de sus datos, averiguaron que carecía de cualquier permiso de conducción.

Por último, realizaron gestiones con el titular del camión, que manifestó que un trabajador lo había estacionado en el parking de la empresa y que el individuo no pertenecía a la plantilla, y que por tanto no estaba autorizado para hacer uso del vehículo.

Por este motivo procedieron a su Detención por la supuesta Comisión de un Delito de Hurto de vehículo a motor, con el agravante de Delito contra la Seguridad Vial.

FUENTE: POLICÍA LOCAL VIGO