La Policía Local de Vigo ha detenido a dos vecinos de Tomiño, de 43 y 41 años,  por un presunto delito contra la salud pública, tráfico de drogas.

Los hechos ocurrieron a las 00:30 horas de la madrugada de este martes, cuando dos patrullas de la Policía Local de Vigo se desplazaron a un edificio a la calle Alfonso XIII, tras ser comisionados por la Central de Información y Mando, donde al parecer se estaba produciendo una pelea entre varias personas en el interior del portal.

Una vez en el lugar, una de las patrullas subió las escaleras del edificio, mientras que la otra permaneció en la calle, siendo estos últimos quienes observaron como del garaje del edificio salía un vehículo, por lo que procedieron a darles el alto por si pudieran estar relacionados con la supuesta pelea.

Los agentes, tras acercarse al turismo de la marca Citroen C4 Elysee, el conductor del mismo frenó de forma brusca al percatarse de la presencia policial e intentó dar marcha atrás para volver a introducirse en el garaje, pero el vehículo se caló, momento en el que los agentes procedieron a la identificación de los ocupantes, tratándose de los dos vecinos de Tomiño.

Los funcionarios, tras preguntar que hacían en el lugar, estos muy nerviosos comunicaron que habían estado en el domicilio de una amiga, señalando el lugar, comprobando los actuantes que la mujer a la que hacían referencia, les relató que no había estado nadie en su domicilio.

Los Agentes tras visualizar el interior del turismo se percataron que la zona inferior del salpicadero se encontraba ligeramente desencajada, por lo que solicitaron a los ocupantes que saliesen del habitáculo.

Los Policías comprobaron como oculto en el interior del lugar señalado se encontraba una navaja de seis centímetros de hoja, dos pulseras de oro, dos cadenas de oro, una balanza de precisión, 402 euros, cuatro teléfonos móviles de distintas marcas, seis envoltorios de papel conteniendo en su interior sustancia estupefaciente (al parecer cocaína, cinco de ellos con un peso de 0,2 gramos y uno con un peso de 0,5 gramos), 4 envoltorios de aluminio, conteniendo en su interior lo que parecía ser cocaína con un peso aproximado de 0,3 gramos cada uno, un bote de cristal, conteniendo también lo que parecía ser cocaína con un peso total de 13,6 gramos, y un bote de plástico conteniendo sustancia al parecer utilizada para el corte de la droga, con un peso total de 5,6 gramos.

Tras reconocer que todo lo ocupado era suyo y que su destino era la venta y suministro, procedieron a la detención de ambos y a la inmovilización del turismo.

INFO: POLICÍA LOCAL DE VIGO