Detienen a un vecino de A Guarda por tráfico de drogas
GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil detuvo a un vecino de Guarda por un supuesto delito contra la salud pública, por tráfico de estupefacientes, después de haber sido sorprendido infraganti cuando estaba vendiendo una dosis de cocaína a un consumidor habitual.

Los hechos ocurrieron durante la tarde de ayer en la localidad de O Rosal cuando el Equipo de Investigación de la Guardia Civil de Tui detectó a un conocido consumidor habitual en una actitud de espera.

Sospechando que estuviese esperando al proveedor de la droga, el Equipo de Investigación estableció sobre este joven un discreto dispositivo de observación, hasta que advirtieron la llegada de un vehículo que se paró a su altura.

Justo en el momento en el que este joven abre la puerta del vehículo e introduce la mitad del cuerpo en su interior, fue abordado por los dos efectivos de la Guardia Civil: en el asiento delantero localizan un billete de 20 euros que había depositado para pagar la dosis de cocaína que tenía el conductor en un bolsillo de su chaqueta.

En el registro efectuado en el vehículo, la Guardia Civil se incautó de una bolsa que contenía 11 dosis de cocaína envueltas en plástico de color blanco y 4 de heroína en plástico de color azul. Además, se le intervino 40 euros en efectivo y dos teléfonos móviles que no paraban de sonar durante el tiempo que duró el operativo.

En consecuencia, la Guardia Civil procedió a la detención del conductor del vehículo como supuesto autor de un delito contra la salud pública, al que se le considera uno de los más activos distribuidores de estupefacientes a pequeña escala en la comarca de O Baixo Miño.

El arrestado fue puesto hoy a disposición del Juzgado de Instrucción Nº 3 de Tui que decretó su ingreso preventivo en el Centro Penitenciario de A Lama (Pontevedra).