Día Mundial de Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico

Con motivo del “Día Mundial de Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico”, la Delegación del Gobierno en Galicia recuerda que la disminución de la siniestralidad vial y la mejora en la atención a las víctimas de accidentes de tráfico son ejes prioritarios de la gestión pública del Gobierno. 

La Delegación del Gobierno dice un rotundo “NO” a la siniestralidad vial, que ha causado en lo que va de año 79 víctimas mortales en Galicia. Recuerdan que a esta cifra hay que sumar heridos y afectados (familiares, amigos, etc), pues no hay que olvidar que, tras una víctima de accidente de tráfico, se encuentran todas las personas de su entorno que también sufren las consecuencias del siniestro.

El Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Tráfico, que este año cumple una década desde su reconocimiento por la Asamblea de Naciones Unidas, sirve también como reconocimiento y homenaje a todos los organismos y servicios públicos así como a las asociaciones que trabajan en la mejora de la seguridad vial.

La Delegación del Gobierno se suma a este agradecimiento hacia el personal de Administraciones Públicas, en especial a la Dirección General de Tráfico; cuerpos de seguridad; servicios de emergencia y sanitarios, así como a asociaciones y particulares que trabajan, día a día, con un objetivo común: el de alcanzar el deseado número de cero accidentes, cero víctimas de tráfico.

En este día, la Delegación del Gobierno también quiere recordar que desde el año 2013 está en funcionamiento en cada una de las Jefaturas Provinciales de Tráfico una Unidad de Atención a Víctimas de Accidentes de Tráfico (UVAT). Su objetivo fundamental consiste en paliar los efectos derivados del propio accidente de tráfico y los que resultan de la relación que se establece entre la víctima y los sistemas jurídico-penal, policial, social y sanitario; facilitando las actuaciones especializadas en distintos ámbitos en la vida de las víctimas (familiar, social, laboral, económico y, sobre todo, personal) que han podido verse afectados gravemente como consecuencia del accidente.