GOOGLE MAPS

La Xunta de Gobierno de la Diputación de Pontevedra ha adjudicado la primera fase de las esperadas obras de mejora de la movilidad peatonal en la EP-3303 Tabagón-Goián, que une O Rosal con Tomiño, que cuentan con un presupuesto de cerca de 650.000 euros y con un plazo de ejecución de diez meses. El proyecto está enmarcado en el modelo de movilidad sostenible, amable y segura que se está llevando a cabo en las carreteras provinciales.

La primera fase de actuación se llevará a cabo en un tramo de casi dos kilómetros entre Tabagón y As Eiras, con la que, como explicó la presidenta provincial, Carmela Silva, “vaise reconverter de xeito integral a estrada, para darlle prioridade aos peóns/as”, además de dar soluciones a los problemas existentes y satisfacer las necesidades de la propia carretera, mejorando la red viaria, sus infraestructuras y entorno.

Los trabajos contemplan la creación de un carril de uso exclusivo peatonal y ciclista, para el cual se aumentará la superficie de la plataforma actual de la calzada, así como la renovación del firme de la carretera, con la consecuente reducción de la velocidad de la circulación a treinta kilómetros por hora.

Además, se reformará también la red de drenaje y canalización soterrado para la futura renovación del alumbrado público. La nueva EP-3303 contará con un ancho de 9,10 metros de los que 2,5 estarán dedicados al carril de uso peatonal y ciclista mientras que el resto de la calzada estará dedicada a los vehículos, con la excepción de dos espacios de 0,5 metros a ambos lados de la carretera.