La Diputación da un nuevo paso para acometer la segunda fase de la ambiciosa mejora de la movilidad peatonal de la EP-3303 Tabagón-Goián, que une O Rosal y Tomiño, con la aprobación del convenio con el Concello.

La actuación, que completará la transformación integral de este vial, tiene un presupuesto de 795.872€, son asumidos íntegramente por la Diputación ya que financia el 80% con este convenio y el 20% correspondiente a O Rosal a través del Plan Concellos. Esta nueva fase abarca un itinerario de 1,8 kilómetros en los que se crearán itinerarios peatonales continuos y una zona de convivencia con prioridad para las personas siguiendo el modelo de movilidad amable, segura y sostenible de la institución provincial.

El proyecto se suma a la primera etapa de las obras que está ahora en ejecución y que viene de recibir el espaldarazo del IDAE con una subvención de los fondos Feder que supone más del 70% del presupuesto. La segunda fase se hará en el tramo comprendido entre los puntos kilométricos 1+795 al 3+600 y comprenden la ejecución de una zona de convivencia sobreelevada con prioridad peatonal del pq 2+200 y el 2+300; y de sendas peatonales de hormigón colorado con un ancho mínimo de dos metros y medio del punt3o kilométrico 1+1+795 al 2+200 y del 2+300 al 3+600.

Además, se renovará la capa de rodaje en todo trayecto, con la instalación de pasos de cebra/as sobreelevados y reductores de velocidad a lo largo del tramo, se pavimentará la zona de convivencia con hormigón con bandas de piedra y se ejecutará una nueva red soterrada de pluviales, cunetas transitables y se prevé la ejecución de la red soterrada de alumbrado, así como la ejecución de arquetas para la futura colocación de las farolas.